Consultas realizadas

martes, 5 de julio de 2011

El Mini Huerto Biointensivo

Fig. 1. Girasol para composta, en crecimiento.
Introducción


Montar un huerto de traspatio es cuestión de decisión personal y cierta disponibilidad de tiempo para mantenerlo vivo. Las imágenes que aquí se presentan son inéditas y corresponden a la experiencia desarrollada en Atuntaqui, Imbabura - Ecuador, para comprobar, en la práctica, las bondades del método biointensivo.

Se aplicaron los principios del Método: doble excavación en cada una de las camas, adición de enmiendas y composta previo al transplante de las plántulas producidas en almácigos con semillas de libre polinización (gentilmente donadas por John Jeavons a través de Bontiful Gardens, Willits, CA), siembra cercana en arreglo hexagonal, diversidad de cultivos para producción de composta biointensiva, alimento e ingreso, riego localizado en cada parcela y procedimientos de manejo apropiado a cada cultivo.


Fig. 2. Avena y alfalfa, cultivos para composta.
Los resultados alcanzados son el producto de una actividad permanente que combinó, por un lado, el entusismo de poner en práctica las enseñanzas de John Jeavons y Carol Cox en el Common Ground Mini Garden de Ecolgy Action en Willits, CA-USA, durante el verano de 2002; y, por otro, el compartir los aprendizajes con estudiantes de la carrera de Ingeniería en Recursos Naturales Renovables (RNR) de la Universidad Técnica del Norte. 

Fig. 3. Antesis en Safflower compost crop.
Esta experiencia corría el riesgo de permanecer invisible, hasta que surgió la necesidad de volver a compartir los conocimientos sobre el método al insertar su contenido en la cátedra de Agroecología que se inauguró en el nuevo Pénsum de estudios de la mencionada carrera de ingeniería en RNR. El entusiasmo por la acogida de parte de los estudiantes para conocer, practicar y difundir el método, fue razón suficiente para documentar las experiencias vividas con anterioridad y que han permitido contribuir a la expansión de los saberes en beneficio de cuantas personas estén interesadas en estas prácticas que, con seguridad, habrán de paliar el hambre de un enorme segmento de la población mundial, en el escenario futuro de un planeta sin recursos energéticos provenientes del petróleo.

Fig. 4. Nueva disposición de tutoraje en Phaseolus vulgaris L.
A una persona que no esté familiarizada con el método de cultivo biointensivo, le parecería absurdo que en un huerto se destine tan solo un 10% de la superficie de las camas de cultivo para la producción de hortalizas, mientras que el 60% esté destinado a la producción de carbohidratos y biomasa para composta y el 30% para la producción de alimentos ricos en energía (bulbos, tubérculos y raíces). La experiencia ha demostrado que una agricultura es sustentable si en el mismo agroecosistema, de la dimensión que fuere, se puede producir el material vegetal necesario para elaborar composta y asegurar la sostenbilidad de la fertilidad del suelo a largo plazo.

La Fig. 4. muestra el detalle para el soporte de plantas de fréjol voluble. En las siguientes entradas se añadirán ilustraciones que pondrán de manifiesto las bondades del método biointensivo de cultivo de alimentos.

Al cabo de un tiempo, la misma cama de cultivo se mostró así:
Fig. 5  Principio biointensivo de "siembra cercana" en Phaseolus vulgaris L. var. Caraota

1 comentario:

·Ing. Romero dijo...

Estimadas y estimados estudiantes:

A partir de esta entrega se van a dar a conocer varias experiencias sobre la aplicación de los principios de la agricultura biointensiva en el mini huerto de traspatio instalado en la ciudad de Atuntaqui. Quiero destacar que tanto las imágenes como los contenidos son originales y no han sido previamente publicados.

Cordiales saludos,
JORM