Consultas realizadas

lunes, 2 de mayo de 2011

La Revolución Verde

El término “Revolución Verde” fue acuñado en 1968 por el Dr William Gaud, administrador de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID), para referirse al incremento sorprendente y repentino de la producción de trigo y arroz que ocurrió en varios países en vías de desarrollo a mediados de los años 60. 

En el año 2007, se decía el mismo discurso de 40 años atrás; el director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), llamó a apoyar una segunda Revolución Verde para alimentar a la población del mundo cada vez más numerosa, que pasará de seis a nueve mil millones de personas, a pesar de todas las consecuencias, ambientales, económicas, culturales y en la salud,  que trajo aparejado la aplicación de este paquete tecnológico.

La agricultura que aplica el paquete tecnológico impulsado por la Revolución Verde se denomina actualmente agricultura convencional, diferenciándose de la agricultura tradicional (anterior a la misma). 

La Revolución Verde de las décadas del 50 - 60, subordinó la agricultura al capital industrial y eliminó métodos tradicionales de manejo ecológico de suelo, manejo de la materia orgánica, abonos verdes, cobertura  permanente de suelo, barbechos, control biológico de plagas, variedades adaptadas  a cada condición de suelo y clima. Estas prácticas sustentaban los sistemas productivos y alimentaban a la población hasta la aparición del “nuevo” paquete tecnológico en donde fueron sustituidas y consideradas atrasadas e inviables. 

La agricultura convencional implica la simplificación de la biodiversidad y alcanza una forma extrema en los monocultivos. El resultado final es una producción artificial que requiere de una constante intervención humana. En la mayoría de los casos, esta intervención ocurre en la forma de insumos: agrotóxicos y fertilizantes químicos, los cuales, a pesar de aumentar los rendimientos en el corto plazo, resultan en una cantidad de costos ambientales y sociales indeseables (Altieri, 1997). 

Características de la agricultura convencional
  •  Utilización intensiva de fertilizantes químicos de alta solubilidad (nitrógeno, fósforo y potasio) funguicidas, herbicidas, hormiguicidas, e insecticidas sintéticos
  • Utilización de semillas híbridas y transgénicas entre ellas soja y maíz
  • Visión del suelo desde el aspecto puramente físico (soporte de las plantas) y químico (nutrientes), descartando la vida que hay en él
  • Uso intensivo de insumos externos al predio
  • Mecanización intensa (potencia sobredimensionada y de gran peso)
  • Reducción de mano de obra 
  • Masivo uso de productos químicos basados en energía fósil no renovable (petróleo y rocas fosfatadas, etc.)
  •  Monocultivo y reducción de la biodiversidad
Consecuencias
  •  Mayor inestabilidad, pérdida de la biodiversidad
  • Pérdida del potencial productivo de los suelos (afectando propiedades físicas, químicas y biológicas)
  •  Emigración rural 
  • Contaminación de alimentos (agrotóxicos), del ambiente (ríos, suelos, atmósfera) y de los trabajadores rurales
  • Absorción desequilibrada de nutrientes (por fertilizar el suelo con pocos nutrientes, alimentos desequilibrados nutricionalmente)
  • Aumento de los costos de producción
  • Aumento de la resistencia de malezas e insectos por el uso indiscriminado de herbicidas e  insecticidas
  • Disminución de la productividad del suelo por pérdida de materia orgánica y nutrientes debido a la erosión
  •  Destrucción de la vida silvestre, insectos benéficos y polinizadores 
La producción industrial de alimentos fue vendida y “extendida” por empresas trasnacionales,  organismos internacionales, facultades, organismos de extensión públicos y privados,  cooperativas agrarias, sociedades de fomento e institutos de enseñanza, diciendo que las semillas híbridas, transgénicas, maquinaria, aplicación de agrotóxicos (insecticidas, herbicidas, fungicidas y muchos más biocidas), fertilizantes químicos será la única receta para combatir el hambre y la pobreza actual y futura. La excusa del hambre es un argumento muy loable en principio, pero el hambre no es resultado de técnicas de cultivo nuevas o tradicionales, sino de procesos sociales, económicos y políticos. 

5 comentarios:

·Ing. Romero dijo...

Atención:

Queda abierta la opción para comentar el tema de la Revolución Verde.

Cordiales saludos,
JORM

caagsi_666 dijo...

Ingeniero un comentario sobre el tema de la revolución verde... bueno para mi esta "revolución" a sido su objetivo hacer a la agricultura dependiente del petróleo, de químicos y en si de los países de "primer mundo" ya que ellos son los productores de todo tipo de poluto agrícola hoy existente pero una duda me queda ya que en estos tiempo fue también la gran creciente de la población mundial la humanidad empezó a triplicarse en cantidad y tal vez fue una solución de los lideres de ese momento a este problema el realizar monocultivos o cultivos acelerados, talvez si la respuesta fácil al problema pero esos mismo lideres de ahora serán los que tendrán que buscar soluciones viables al problema que ocasionaron por su mala propuesta de explotación (capitalista, consumista e inconsciente), sabiendo pues que tenemos ya varias formas ya propuestas de un verdadero manejo del suelo, solo es cuestión de actuar ya.
Att : ISAAC JAMIL ESPARZA ARIAS

·Ing. Romero dijo...

Estimado Isaac Jamil:

La llamada Revolución Verde surge como producto de avances científicos (ingeniería genética), aplicaciones industriales en la agricultura de restos de insumos bélicos, embodegados, de las dos guerras mundiales (fertilizantes nitrogenados e insecticidas, como el famoso DDT), fabricación de tractores (y sembradoras, cosechadoras, etc.) en lugar de tanques de guerra, uso de una enorme cantidad de derivados del petróleo ... como aprovechamiento circunstancial que "pegó" en la agricultura so pretexto de paliar el hambre de una población mundial en crecimiento geométrico. Si las entidades internacionales de mayor credibilidad la promovieron, al igual que las universidades, entonces aparentemente debía ser buena; pero el tiempo ha demostrado que al alterar los procesos bio-físico-químicos naturales se pone en riesgo la misma supervivencia de la humanidad.

Cordiales saludos,
JORM

Mayra dijo...

la revolución verde para mi criterio ha sido única y principal causante de daños ambientales perdida de la biodiversidad agrícola ,por la utilización de nuevas formas de cultivo en las cuales se utilizan fertilizantes y pesticidas que dañan nuestra salud y además de que para esto se necesita agua en exceso, maquinarias que emplean combustible para la fabricación, transporte y comercialización de productos y para esto se necesita dinero sabemos que la agricultura tradicional es la mejor pero para satisfacer la demanda humana, para la revolución verde el mercado es global y grandes cantidades de alimentos se exportan e importan por todo el mundo entonces ceo que como población nosotros tenemos la mayor culpa ya que ayer hoy y siempre se tuvo alternativas de producción económicas que nosotros mismos la dejamos de lado como consumir productos de nuestra zonas sin requerir productos internacionales empobreciendo al país y a la población.
mayra benavides rnr

Marti Peralta dijo...

Les cuento que no tenía claro el término revolución verde, lo asemejaba con agricultura ecológica y hasta ahora me entero que es la convencional y que ha hecho tanto daño por querer sacar cantidad en vez de calidad. Muchas gracias por el post. les comparto una página donde hay una biblioteca digital de agricultura y espero les sirva http://www.agronet.gov.co